martes, 10 de octubre de 2017

HUERTO EN OCTUBRE.


Un cuadro comestible.




A disfrutar de los Physalis.



Tomates Napoli.



Reto completado del Tamarillo: de la semilla al árbol.



Los reyes de la magia del huerto: los Cherrys.


Emergen los grelos. Regando a diario.



Para la salsa de tomate valen todos.



Emoticono comestible.


Mis gallinas siempre cumplen.


Grelos en dos etapas distintas.


Colores del huerto.

Las berenjenas sigue produciendo.


A veces, la naturaleza te deja sin palabras.



Chayote gemelar. Emocionante.


Cherrys amarillos. Tardan más en madurar.


La arruga es bella. A. Dominguez

 

Huerto a pleno sol.


Super-grelos.


Los tomates Nápoli son como lágrimas.


Homenaje a mis gallinas.


Contraste climático.


Mis Chayotes ó Chayotas.


La boca de un Chayote, por él emergen tallo y raíces.


Color en el huerto.


Made in Spain.


Mis Cherrys de colores.


Lluvia de tomates,

Huerto a final de verano. Increíble.

Grelos y más grelos.


Puerros plantados en Agosto.


Renace la Albahaca de las semillas que caen al suelo.

Albahaca podada.

Súper-cosecha rosada.









Mandala comestible y con efecto óptico si lo subes y bajas rápido.

Mandala hecho con todo mi corazón.

Mi pasión por el huerto es más que un sentimiento.

El gigantismo emana de los cuidados.

Sin palabras: los pimientos italianos son mi debilidad.

Un cuadro o un bodegón podría ser tranquilamente.

Flor de las zanahorias.

Observando el huerto.