martes, 31 de enero de 2017

EL TAMARILLO.


A partir de los Tamarillos de la imagen, regalados por el amigo José Antonio, voy a intentar su cultivo en un clima Atlántico en el corazón de la Ribeira Sacra. Paso a paso os lo iré contando.
 Ya tenemos las semillas preparadas para la siembra:
 

En un tiesto sembraremos el Tamarillo con un semillero exprés, que consiste en trocearlo en láminas de más o menos 2 cm. y colocarlas sobre la tierra.




En otro tiesto sembraremos el Tamarillo de forma convencional, utilizando para ello las semillas extraídas del mismo ya secas.




Cubrimos ambos con tierra, regamos y a esperar que germinen.


Ya empezamos a ver los resultados, emergen los tamarillos del tiesto de los que fueron sembrados con semillas (12/04):


Poco a poco. (15-04-2017).


 ORIGEN:
El Tamarillo ( Cyphomandra Betaceae ) procede de la región de los Andes y se cultiva en países como Costa Rica, Ecuador, Bolivia, Brasil, Colombia, Australia, India, y en Nueva Zelanda sobre todo para su exportación a nivel mundial. En España e Italia su cultivo, antes ornamental, está comenzando a expandirse para comercializarlo como fruta tropical.
También se le conoce como Tomate Chino y Tomate de árbol. Existen varias variedades y se las distingue por el color: rojo ( la más conocida), amarillo y morado ( el de la imagen ).

CARACTERÍSTICAS:
 Se trata de un pequeño árbol con raíces poco profundas y un tronco que, a partir de 1 ó 2 metros, ramifica emitiendo brotes de forma continua. Sus hojas son grandes y tienen un olor más bien desagradable.

CULTIVO:
 Se adapta a climas moderados, y a diferentes sectores de altitud. Su promedio de temperatura ideal es de 15º a 25º. El peligro de heladas hace que su adaptación sea más difícil y pase a ser un árbol ornamental al no fructificar, en especial el primer año.
Necesita una zona de semisombra, nieblas y noches frescas.
Se puede multiplicar sembrando las semillas maduras de sus frutos, con injertos o con esquejes.
Requiere suelos con un buen drenaje y con abundante materia orgánica. En suelos arcillosos y pesados su crecimiento será más complicado, aunque no imposible.
Se plantan en el terreno definitivo cuando desaparece el peligro de heladas, en este caso Marzo, Abril o Mayo.
Lo más normal es plantarlo como los tomates en semillero, y una vez que la planta alcanza una altura de 20 a 30 cm. los pasamos al huerto, teniendo en cuenta su ubicación por lo mencionado antes.
Su cultivo es muy semejante a las solanáceas, tanto en el riego como en el abonado y poda.

CRECIMIENTO:
 Su crecimiento es similar a un árbol de poco porte, fructifica en primavera y los frutos maduran en el otoño. Sus flores multicolores pueden aguantar varios días, abriéndose a las mañanas y cerrándose por las noches.

COSECHA:
 Su máximo rendimiento de frutos es a partir de los 3 años. De todas las flores que produce la planta arraigan como fruto un pequeño porcentaje solamente. El Tamarillo se debe cosechar cuando esté bien maduro, porque se trata de un fruto no climatérico.(no madura una vez que es recolectado ). El tomate, por ejemplo, es un fruto climatérico ya que sigue madurando ya cosechado.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario