MINIAGRICULTURA

MINIAGRICULTURA

sábado, 16 de marzo de 2013

MARZO, ESPERANDO QUE PARE DE LLOVER.

     Este invierno está lloviendo más de lo normal, y eso me impide los trabajos en la tierra, ya que estando mojada se apelmaza y no es aconsejable moverla.
     Tengo que plantar las cebollas y la lluvia lo impide, pero se puede abonar superficialmente para que la misma lluvia vaya filtrando los nutrientes del abono antes de efectuar trabajos de labor.
     Las gallinas ponen poco, a pesar de incorporarle a su dieta cereales para darle más calor.
     Acabo de plantar a cubierto lechugas por precaución de posibles heladas.
     Los árboles de pepita están en flor. Los kiwis que planté al año pasado y algunas cepas están brotando, esperemos que una helada tardía no acabe con la cosecha.
     Este año, con el abono que producen las gallinas, tengo la huerta llena de lombrices rojas,( parece una compostera ), lo que es un signo evidente de que necesita menos aporte que el año anterior.
     Aunque veo en otras páginas muchas innovaciones, yo sigo con la minihuerta tradicional,( a mano), exactamente igual que me enseñó mi madre, que en esto era una crack.