lunes, 23 de julio de 2012

VAMOS A REGAR, PERO CON CUIDADO.

    Estamos en el periodo más crucial de nuestra huerta en relación al riego. Todas las plantas necesitan agua en estos días tan calurosos, en especial las lechugas, los calabacines,el perejil, los tomates y los pimientos.
    Según el sistema de riego que tengamos debemos ajustar los riegos para adaptarlos a la temperatura que tenemos. La mejor hora de riego es la madrugada y el atardecer para que la evaporación se ralentice y dure mucho más la humedad en nuestras plantas.
    El exceso de agua es difícil de corregir, por lo que es mejor no regar en exceso. Además, si regamos más de lo necesario incluso alteraremos el sabor de nuestras frutas y verduras.
    Lo primordial del riego es conocer la composición de nuestra tierra, ya que una tierra arenosa requiere más agua que una tierra arcillosa, ésto se reconoce analizándola o por observación.
    Las hierbas son la mayores competidoras de la humedad , y la solución pasa por eliminarlas o utilizar acolchado de hierba, paja, corteza e incluso malla contra malas hierbas.
    Cuando llueva utiliza todos los medios para recoger el agua de lluvia, es perfecta para el riego y sólo hay que tener ganas e imaginación para idear sistemas de recogida.
    Por último recordar que el agua dulce es solamente el 2,5 % de toda la de nuestro Planeta Tierra , y que el 70% de la misma está congelado...de momento.
    
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario