jueves, 7 de junio de 2018

HUERTO EN MAYO.

 Florecen los cebollinos.
 Dependiendo de la luz se ven de un color más rosa o azulado.
 Patatas recién eliminadas las hierbas.
 Ahora crecen sin competencia a su alrededor.
 La entrada de la finca va adquiriendo forma con los pequeños frutos.
 Emergen las Chayotas ó Chayotes.
 Cada una tiene su ciclo más ó menos rápido.
 Siempre la más bella la flor hembra del Kiwi
 La flor del macho es bonita, pero la que dará fruto es la hembra.
 Los primero racimos de uvas asoman entre las vides.
 Para mí una delicatessen: las frambuesas.
 Las gallinas siguen su ritmo, y en ocasiones con sorpresa.
 Plantando los tomates que, a primera vista, parecen endebles.
 Flores de huerto, a veces el abandono del césped te da alegrías.

 Las fresas crecen de los estolones del pasado año a buen ritmo.
 Y surgen las primeras fresas a todo color.
 Los physalis ó fisalis nacen solos de las semillas del pasado año.
 Semillero de albahaca.
 Las primeras Habas de Mayo se celebran en casa como un regalo.
 El huerto va cogiendo color verde poco a poco a pesar del clima.
 Las uvas de San Juan no faltarán a su onomástica.
 Flores del huerto con un chinche gigante.
Una combinación de temporada: cerezas y Habas de Mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario